domingo, 26 de abril de 2009

Ni una cosa ni la otra, soy cubana

No soy exilada, soy inmigrante. No creo que siquiera los judíos pasaron por esta intrigante forma de vida que nos convirtió a ellos y a nosotros en parias. Tenemos que pasarnos buen tiempo de nuestras vidas explicando de dónde venimos, qué comíamos, qué teníamos y cómo pensamos con respecto a nuestra desdicha política. No son las preguntas habituales que se le hacen a ninguna otra persona para poder clasificarla como objeto de afecto o desafecto. Esta última palabra, desafecto, terminó siendo un epíteto que llevamos marcado en la frente con las cenizas que provoca la lejanía.
Es difícil que a algún cubano (de esta parte excluyo a los que llegaron a EEUU) no se les haya interrogado sobre su origen. Un origen geográfico distorsionado: “Eres cubano de Cuba o de Miami” o de otro origen ya no tan geográfico: ¿Eres cubano de Fidel o de los “gusanos”?
Sin embargo, la gran mayoría (siempre habrá quién como Don Juan, pique de cualquier flor) somos la perfecta ambigüedad en el lugar que consideramos nuestro: Cuba. Buenos para la gente de a pie, malos para los representantes de su gobierno.
Al fin y al cabo no importa si soy inmigrante, exilada o expulsada. Para los fines de reconocimiento social soy una “apátrida” para unos y una guapa (valiente) para otros. Pero la verdad es que no soy ni una cosa ni la otra…soy simplemente una cubana.

2 comentarios:

carlic4 dijo...

Me gustaria compartir contigo uno de mis ultimos poemas que tiene que ver con este de los nombrecitos que nos quieren poner a los cubanos. Espero que lo disfrutes y estas mas que invitada a pasar por mi sitio y dejar tu opinion en mis poesias.

I wasn’t born Hispanic

I wasn’t born Hispanic, porque nací en Cuba, chico!
ni en Brasil, ni en Argentina, ni en Chile, ni en Puerto Rico.
I wasn’t born Hispanic, soy de la Habana; el Vedado,
y aunque me sigas mezclando, jamás seré de otro lado.

I wasn’t born Hispanic ‘cause there is not such a place
as Hipanolandia, Gringo, so Hispanic ain’t my race.
I wasn't born Hispanic, please, do not give me that name,
just because we speak Spanish, doesn't mean we’re all the same.

I wasn’t born Latino, hermano, no sea cretino,
por favor, no me confunda con ningún país vecino.
I wasn’t born Latino, porque cuando Colón vino,
nos llamó: "la tierra mas hermosa" que vio en su camino.

So... I wasn’t born Latino, Hispanic, ni nada de eso,
tenemos la misma lengua, pero somos más de un beso.
I was born "preso", en esa Isla que nada a noventa millas,
la más grande y más hermosa: Princesa de las Antillas!


Carli C4, poeta cubano.

carlic4 dijo...

Estimada amiga, tu blog me gusta... ya te agregue a mi lista de blogs preferidos.

Un saludo,

Carli C4, poeta cubano.